ALDA HOTELS ABRE SU PRIMER HOTEL PET FRIENDLY

Entrevistamos a Tania González, la responsable del Hotel Alda Acquamaris, en la zona de Sanxenxo (Rías Baixas, Galicia), el primer establecimiento de la cadena que decide admitir mascotas y que ha visitado Pipper.

Tania, vuestra cadena acaba de abrir su primer hotel dog friendly, que está en la zona de Sanxenxo. ¿Por qué habéis dado este paso?

Alda Hotels es una cadena joven, cuyo éxito radica en la adaptación constante al presente. Esto va desde la implantación tecnológica, hasta las nuevas demandas por parte de los clientes.

En los últimos años hemos detectado que cada vez más gente solicita que sus mascotas puedan acompañarlos en sus viajes. Hemos escuchado la petición y, como por el momento no tenemos experiencia en el campo del pet friendly, decidimos hacer una prueba en uno de los hoteles mejor acondicionados para ello. Del aprendizaje y las experiencias que vivamos en esta nueva aventura, surgirá la expansión al resto de nuestros alojamientos, mientas las instalaciones lo permitan.

¿Qué tipo de establecimiento es Alda Acquamaris?

Se trata de un hotel de 2 estrellas. Cuenta con cafetería, restaurante, piscina y aparcamiento, como servicios principales, a los que ahora se suma el pet friendly.

 ¿Abre todo el año?

El hotel abre, principalmente, en temporadas vacacionales: Semana Santa y verano (junio – septiembre), aunque también en fechas señaladas y para eventos.

¿La cadena cuándo lo ha comenzado a gestionar?

Nuestra gestión comenzó en 2017. Aunque el hotel ya llevaba funcionando varios años, fuimos nosotros los que le dimos el carácter familiar actual.

¿Qué tipo de cadena es ALDA?  

Somos una cadena hotelera low cost, por decirlo de alguna forma. Prescindimos de servicios superfluos, para poder ofrecer alojamientos de calidad a un precio asequible para todos los bolsillos. Nuestra experiencia reside en las habitaciones, por ello todos aquellos servicios a mayores, como restauración, estética, aparcamientos y demás, los dejamos en manos de profesionales del propio sector.

¿Por qué habéis dado este paso? ¿Había muchos clientes que demandaran este servicio?

Sí, tanto de manera directa, por sugerencias y preguntas, como de manera indirecta, a través de los medios, percibimos una necesidad en los clientes. Cada vez hay más mascotas en los hogares, que forman parte de las familias como uno más y, de la misma manera que no dejaríamos en casa a ningún miembro, ¿por qué dejar a nuestro perro o gato?

Veremos cuál es la experiencia de nuestros clientes en el hotel, pero esperamos que cumpla sobradamente con sus expectativas.

¿Qué medidas habéis tenido que adoptar para hacerlo posible?

Hemos tenido que empaparnos de la normativa, en un primer momento, así como de qué podría necesitar un cliente. El primer “estudio” lo hicimos dentro de la empresa, preguntando a la gente que tiene mascotas: ¿Qué necesitarías si quisieras alojarte con tu perro en un hotel? Así, hemos creado áreas caninas en el exterior y zonas de descanso en el interior, hemos adquirido camas, artículos de higiene, chucherías (que no dejan de ser importantes)… Un poco de todo, para que la estancia de los peludos sea agradable, y la de los dueños cómoda.

¿Se cobra algún plus por el servicio?

Sí, 5 € por perro o gato, por noche. En el caso del resto de mascotas, como aves o roedores, no se cobra este extra.

¿Se realiza alguna limpieza especial de la habitación?

Sí, y de ahí el pequeño plus en el precio. Las medidas higiénico-sanitarias tienen que ser más estrictas al tratarse de animales, con lo cual se utilizan productos específicos y las limpiezas conllevan más tiempo.

¿Qué tipo de cliente acude con mascota al hotel?

Normalmente son parejas o padres con hijos los que acuden al hotel con sus mascotas. Tenemos una clientela muy familiar. Al tratarse de un hotel tranquilo, algo alejado de los núcleos urbanos y seguro para las mascotas y los niños, suele ser la elección de todos aquellos que prefieren los largos paseos o las tardes en las playas cercanas. Son clientes nacionales y extranjeros, aunque de momento predominan los nacionales.

¿En qué condiciones admitís mascotas?

Permitimos, por habitación, un máximo de:

Un perro mediano, con un peso máximo de 20 kg (a excepción de los perros lazarillo, que no tienen límite de peso) y un perro pequeño, de hasta 10 kg. Otra posibilidad es alojar dos gatos por habitación.

Los perros y gatos debe tener microchip, seguro (según la legislación vigente) y cartilla de vacunaciones al día. Es necesario presentar en recepción la documentación que acredite estos puntos.

Se puede acceder con mascotas al hotel pasando por el lobby, recepción y subir al ascensor; pero en ningún caso pasar a la zona de restauración, piscina o comedor. Las mascotas siempre deben ir atadas, o en su transportín. Tampoco se pueden bañar en los aseos de las habitaciones. Para ello tenemos habilitadas instalaciones exteriores.

El resto de las condiciones se pueden consultar en nuestra web.

¿Hay algún espacio dentro o fuera del hotel específico para las mascotas?

En la zona del parking tenemos un local con divisiones y sus respectivas mantas preparadas para nuestros fieles amigos, para que si sus dueños quieren salir del hotel sin su mascota tengan un lugar seguro donde dejarlos.

También disponemos de área canina para hacer sus necesidades en el exterior, con papelera y dispensador de bolsas.

En el interior no disponemos de ninguna zona canina salvo las habitaciones destinadas a ello, en las que las mascotas dispondrán de una manta/alfombra de pelo para dormir, comedero/bebedero y una golosina de bienvenida. En el caso de los gatos, arenero con tapa.

¿Se puede dejar la mascota sola en la habitación?

La mascota nunca puede quedarse sola en la habitación, para eso hemos creado el espacio cubierto y seguro del que acabamos de hablar.

Siempre hay excepciones, como puede ser un perro pequeño, que pueda quedarse en la habitación dentro de su transportín. De ser así debe consultarse con la recepción y dejar un teléfono de contacto por si hubiera algún problema, para que el responsable pueda acudir a la mayor brevedad posible.

¿Alguna otra cosa que destacar?

En los alrededores del hotel se pueden encontrar playas caninas y rutas de senderismo para hacer con los perros.

También contamos con un veterinario de la zona para que, en caso de necesidad, nuestros clientes puedan acudir, aunque siempre a su cargo.

Para complementar nuestros servicios, tenemos a la venta champú, bolsas y portabolsas para la recogida de heces.

Esperamos que nuestro primer año pet friendly sea positivo para nuestros clientes y que podamos aprender de ellos, para seguir mejorando nuestros servicios y poder expandir esta nueva forma de entender el alojamiento.

¡Muchísimas gracias por vuestra visita!

Pablo Muñoz Gabilondo