GIJÓN (Y Oviedo)

Gijón (y Oviedo) con perro.

Gijón se ha convertido en una de las ciudades más dog friendly de España, con multitud de comercios, bares, sidrerías, cafeterías… que se declaran amigas de los perros y que facilitan el día a día a quienes viven con mascota. Por ello, es el lugar perfecto para explorar el resto del Principado, Oviedo incluído.

Es de agradecer la implicación del ayuntamiento y de los comercios gijoneses en la integración de las personas que viven con perro. Nosotros pudimos comprobarlo en julio de 2018. Nos sorprendió gratamente ver en directo que los comercios que admiten perro lucen una insignia municipal específica y que la web del ayuntamiento ofrece el listado de los lugares dog friendly, desde galerías de arte a librerías y tiendas de moda, pasando por hoteles, cafés y un largo etc. Al existir esta completa lista, no hemos preparado ninguna otra.

Por cierto, que allí también nos hablaron del Perriplano, un listado geolocalizado de lugares perrunos que se hace con la colaboración ciudadana y que también incluye un montón de recursos útiles

Gracias es esta información pudimos entrar tranquilamente, sin pedir perdón por hacerlo, en la Librería Central, uno de los comercios que aparecen en mi corto sobre Asturias. Jorge y Miguel nos atendieron muy bien y mi colega humano pudo comprar un libro que le vendrá muy bien… (ver vídeo).

Muy cerca, nos quedamos estupefactos con uno de los mayores templos de la repostería que nos hemos encontrado durante nuestra vuelta a España. Hablamos de Aliter Dulcia, que es café, repostería creativa y escuela de cocina. Isabel Pérez y su equipo han logrado delicias de tal categoría que se merecen un monumento. Ante lo difícil de la elección, mi humano pudo probar la pieza de moda: el brownie de limón. Si entráis en su instagram entenderéis mucho mejor de lo que hablamos.

Donde me lo pasé genial (y Pablo más) fue en el Festival Metrópoli de Gijón. Es un puntazo que allí te dejen entrar en el recinto ferial. Yo, en concreto, pude entrar a varios pabellones del Comic Con y me hice una foto con los visitantes de V, la mítica serie de los años ochenta. Este festival, además, pensó en nosotros, los peludos de cuatro patas, y organizó una Comic Dog con talleres, concursos, cosplay y juegos junto a Mimuso World. Aunque no pudimos asistir a este evento (me quedé con las ganas de disfrazarme de lagarto de V) por problemas de agenda, me lo he apuntado para el año que viene.

En cuanto a atracciones turísticas, la cosa no está mejor que en otros lugares. Solo encontramos un museo al que poder entrar (el jardín del Museo del Pueblo de Asturias, con sus preciosa exposición permanente de edificios tradicionales). Laboral Ciudad de la Cultura también admite perros en el patio interior, en la cafetería y el restaurante, pero no en la tienda.

PARQUES Y PLAYAS

A estirar las patas nos fuimos al cerro de Santa Catalina, desde donde se disfruta de estupendas vistas al mar en compañía del Elogio del Horizonte, de mi paisano Chillida. Aunque el espacio verde para corretear que más me gustó está a las afueras de la ciudad, el inmenso parque del Cabo San Lorenzo, con el curioso mirador de la Providencia en lo alto.

Todo el mundo nos habló allí de la playa para perros de El Rinconín, accesible durante todo el año a perros sueltos, pero la verdad es que decidimos no pisarla, pues el suelo es pedregoso. La verdad es que el tema de las playas para ir con perro no está bien resuelto en Asturias. Oficialmente hay tres, pero no creemos que reúnan las condiciones adecuadas. Descartada El Rinconín y la Cala Saliencia de Cudillero (pequeña y de mal acceso) valoramos acercarnos al playón de Bayas, en Castrillón, pero la presión vecinal para multar a los humanos que dejan sueltos a sus perros es tal que también abandonamos la idea (los de mi especie no podemos correr a nuestras anchas por allí).

A mí, desde luego, me parece un sinsentido ir a una playa y no poder correr de un lado a otro. Al menos, podían poner horarios de acceso libre en determinadas franjas del día también en verano. Por todo ello, optamos por irnos a las montañas y los ríos de Cangas de Onís. ENLACE

Os dejamos las normas de comportamiento de animales de compañía en Gijón.

OVIEDO

A 30 kilómetros está Oviedo, donde la situación es bien distinta. Los establecimientos dog friendly de esta ciudad, que en el momento de escribir este reportaje estaba elaborando una nueva ordenanza sobre mascotas, son escasos. Entre ellos está el Hotel Carbayón, donde nos alojamos al visitar la zona. Se trata de un acogedor hotel familiar en el que los perros, además, tienen acceso a la cafetería, cosa que no es muy habitual en hoteles perrunos. Al final de este texto os dejamos un listado de lugares a los que ir en Oviedo.

Oviedo merece ser visitada para poder tumbarse en la hierba y recrear la mirada con Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, dos obras maestras del prerrománico.

PISTAS PARA IR CON TU PERRO A OVIEDO

PARA ALOJARSE

Hotel Carbayón

Oca Santo Domingo Plaza

Hotel Carreño

PARA COMER

Boca a boca (restaurante vegetariano), San José 16.
Restaurante El Ferroviario, Gascona, 5.  
Lata de zinc (vegetariano y música en directo) en Julián Cañedo.
Meraki, en la Plaza del Paraguas.
La Casona de la Montaña, en el Parque de Invierno.

PARA TOMAR ALGO
Cervecería L’Artesana. Santa Clara, 8.
Per se (cafetería) en Canóniga 18.

ASTURIASPablo Muñoz Gabilondo