VALENCIA

Valencia con perro

Me lo decía mi olfato de perro cazador y acerté. Valencia huele a tradición y a vanguardia a partes iguales, muy en su punto, como cocinada a fuego lento. Ese fuego que cada primavera incendia la región en Fallas y Hogueras, espectaculares fiestas que hay que disfrutar, al menos, una vez en la vida, según dicen por aquí. Yo adelanté un poco mi llegada a los festejos para evitar las multitudes y encontré un recibimiento desigual, a ratos dog friendly, a ratos no. Ojalá que en un futuro cercano esta puerta de España al Mediterráneo se abra un poco más al turismo con mascotas.

A Valencia la han cantado, la han rimado y hasta la han coronado. Es una magnífica tierra de oportunidades, y por eso creo que el turismo canino debe ser pronto una realidad. Hoy por hoy no podemos decir que sea amiga de las mascotas, pero se atisban intentos. En cualquier caso, y aunque no sea especialmente adecuada para el turismo canino, en este viaje he vivido alguna que otra experiencia fascinante y sólo por eso ya mereció la pena visitarla. 

Os quiero hablar de Acavall, una fundación que trabaja con animales para promover el desarrollo personal y la inclusión social de personas con algún tipo de discapacidad o en riesgo de exclusión social. Con ellos estuve en su sede de Valencia, que tiene dos zonas. Por un lado está La Fábrica de Huellas: se trata de una cafetería a la que puedes ir con tu perro y tomarte algo rico junto a él. Desde la misma Fábrica de Huellas podrás ver a los moradores  de La Casa de los Gatos, donde vive una colonia de gatos en adopción, que también puedes visitar. Para disfrutar de estos espacios no hace falta reservar ni abonar ninguna entrada extra, solo hay que hacer una consumición (la que uno quiera) en su Take Away Responsable.

Anexa se encuentran las instalaciones en las que la FundaciónAcavall realiza sus talleres con perros de asistencia. Y allí conocí a Belén, una extraordinaria persona con una experiencia vital increíble. A los diez años, a Belén le diagnosticaron ataxia de Friedreich, una dolencia que causa un daño progresivo en el sistema nervioso. Esta enfermedad degenerativa sin cura le provoca alteraciones en el control y el equilibrio del movimiento, entre otras cosas, sin embargo no afecta a los músculos de la sonrisa. Esa gran paradoja le ha valido a Belén para hacer un relato esperanzador de su historia en el libro “Los músculos de la sonrisa”. Podéis conocer a esta joven coraje en mi vídeo en Valencia. Y os puedo asegurar que ha sido una de las mejores cosas que he hecho en estos diez meses en ruta. Menuda persona. Gracias, Belén, por haber formado parte de las aventuras de Pipper on Tour, ha sido un placer y un honor.

Dejé atrás las emociones contenidas para adentrarme en Valencia en busca de alguna atracción turística dog friendly pero, muy a mi pesar y el de mi humano, no hallamos ninguna. La Ciudad de las Artes y las Ciencias, que es en sí misma un bello monumento, no admite la entrada a las mascotas en ninguno de sus espacios. Ni siquiera la esperada exposición del Ninot 2019, a la que acudí con muchas expectativas, permitió que entráramos. Y ese ‘Perros no’ lo fui encontrando por todo este llamativo complejo de inmensos edificios, obra de los arquitectos Santiago Calatrava y Félix Candela. Me conformé con un largo paseo por los imponentes exteriores del conjunto arquitectónico, y por el Parque del viejo cauce del Turia, que regala una franja verde de nueve kilómetros, ideal para nuestra diversión (por cierto, perros atados, salvo en las zonas de esparcimiento acotadas). 

Frente a la Ciudad de las Artes se encuentra el Centro Comercial El Saler, donde las mascotas sí son bien recibidas, así que, ante las dificultades de acceso a los espacios culturales, no nos quedó otro remedio que irnos de compras. Por cierto, hablando de centros comerciales, también pudimos entrar en El Corte Inglés de Valencia sin ningún problema, al contrario de lo que ocurre en otras tiendas de la cadena (por ejemplo, las de Madrid no dejan entrar perros)

No tuvimos tiempo de acercarnos al Parque Natural de la Albufera, pero es un lugar muy recomendado por nuestros seguidores valencianos. Puedes dar un paseo en barca con tu mascota por este humedal, donde no sólo hay extensos arrozales e inmensas lagunas sino especies de aves acuáticas únicas. Hay varias empresas que gestionan los paseos y, como os digo, admiten mascotas. 

Otro plan divertido que puedes realizar con tu humano es ir al cine. En Valencia es posible en el Autocine Star, donde los espectadores pueden acudir con sus mascotas atadas (en Madrid también hay un autocine dogfriendly, por cierto).

PROHIBIDAS LAS MASCOTAS EN EL TRANSPORTE

Tampoco es posible moverse en transporte público por la ciudad, ya que su normativa lo prohíbe. Ni Metro de Valencia ni los autobuses urbanos o interurbanos han dado el paso de admitir mascotas en sus trayectos. Si no dispones de coche, no te quedará más remedio que acudir al servicio de taxis y pedir un vehículo que admita canes. Hace unos meses la EMT de Valencia anunció que en este año los perros podríamos viajar en autobús, pero finalmente impusieron el uso de transportín, así que el avance se quedó en agua de borrajas. Es una auténtica lástima que no sigan el ejemplo de ciudades como Palma o como la ciudad de Madrid (al cierre de esta crónica, en la capital se había dado el visto bueno a la entrada de mascotas a los buses, y se estaba a la espera de su puesta en práctica). 

PLAYAS PARA FAMILIAS CON PERRO

El plan alternativo al turismo cultural es visitar alguna de las playas valencianas donde está permitido acudir con perro. Aunque nosotros no las visitamos, os dejo una lista de playas dog friendly en la provincia de Valencia:

Playa Can Alboraya, en Port Saplaya. Pequeña playa canina en la zona sur de Port Saplaya.

Playa de Pinedo. Tenemos que ir con correa dentro y fuera del agua y respetar las zonas de paseo. Sólo disponible en temporada alta.

La Torreta-Santa Elvira de El Puig. Cuenta con papeleras y bolsas para recoger los excrementos, pero sólo en temporada estival.

Playa Can de Cullera. Disponible todo el año, con caminos acondicionados, papeleras especiales y dispensadores de bolsa para la recogida de excrementos.

Playa Can en Gandía. Tiene unos 350 metros y ¡ojo!, no podemos correr sueltos pero sí bañarnos sin correa. ACTUALIZACIÓN: TRAS PUBLICARSE ESTA CRÓNICA SE ANUNCIÓ QUE EN VERANO DE 2019 NO PODRÍA HABILITARSE. EL AYUNTAMIENTO BUSCA OTROS EMPLAZAMIENTOS.

RESTAURANTES Y HOTELES  CON PERRO EN VALENCIA

La ordenanza municipal sobre animales (del año 90 del siglo pasado, por cierto) no prohíbe expresamente la entrada de perros a restaurantes y bares algo que es de agradecer.

Además de la cafetería ya citada (Fábrica de Huellas), los perros somos bienvenidos en el Restaurante Baobab (Gran Vía Marqués del Turia 73), donde puedes encontrar en los fogones al chef Raúl Aleixandre; y en La Fábrica Grao (Carrer del Crist del Grau, 14) que recibe a las mascotas con una galleta y un bol de agua. Para ser una gran ciudad, la oferta es limitada.

El panorama de hoteles amigos de las mascotas no está tan mal. En la ciudad son en torno al 13 por ciento (ver algunas sugerencias más abajo). 

Nosotros escogimos el Casual de Las Artes Valencia, un hotel urbano situado a 5 minutos (andando) de los jardines del Turia y a unos 10 de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, por lo que es un lugar perfecto para hospedarse con mascota y salir a pasear con ella. Se nota que el equipo del hotel es 'dog friendly' porque las mascotas son absolutamente bienvenidas y reciben un excelente trato. No me faltó cama, comedero ni bebedero y ¡hasta un aperitivo!
Tiene habitaciones tematizadas con citas de grandes artistas, lo que le confiere un aspecto muy original. Además, está muy limpio, la cama es muy cómoda y su personal es atento y profesional. Gana puntos gracias a la sauna y la piscina climatizada, que abre hasta bien tarde. También tiene servicio de alquiler de bicis y por un precio simbólico te puedes llevar un dispositivo durante tu visita a la ciudad que te asegura cobertura wifi.
La información práctica: El suplemento por mascota y noche son 10 euros. Admiten perros de un máximo de unos 40 kilos de peso, y hasta dos mascotas por habitación (dependiendo en cierta forma del tamaño de los peludos). Además, los perretes pueden quedarse solos en la habitación, siempre y cuando se informe al establecimiento y se deje un número móvil antes de salir.

LISTADO DE HOTELES CON PERRO EN VALENCIA

Casual de Las Artes Valencia (***) Avinguda del Port, 39, Valencia.

The Westin Valencia (*****) Carrer d'Amadeu de Savoia, 16, Valencia.

Hotel Beleret (***) Campamento, 80, Valencia.

Casual Vintage Valencia (**) Carrer de la Barcelonina, 1, Valencia.

Tryp Valencia Feria (****) Cullera, 67 Valencia.

Catalonia Excelsior (***) Barcelonina, 5, Valencia.

Casual de la Música (**) Padilla, 4. Valencia.

B&B Hotel Valencia Ciudad de las Ciencias (***) Avenida de Ausias March, 99. Quatre Carreres, Valencia.

Ad Hoc Carmen (**) Samaniego, 20. Valencia.

Petit Palace Plaza de la Reina (***) L'Abadia de San Martin, 3. Valencia.

Petit Palace Ruzafa (***) Sueca, 14, Eixample, Valencia.

Ad Hoc Monumental  (***) Boix, 4. Valencia.

Zenit Valencia  (****) Bailen, 8, Extramurs, Valencia.