TOLEDO

Toledo, la Ciudad de las Culturas, pero aún no de las mascotas

Toledo es generosa con el visitante: derrocha encanto, alegra la vista y da de comer muy bien. Sin embargo, si eres un turista con mascota, la perspectiva cambia. La ciudad de las tres culturas, mestiza e integradora, lo es poco con los perros y su riqueza monumental no va a la par de su apertura al turismo dog friendly.

Decenas de palacios, iglesias, mezquitas, fortalezas y sinagogas pueblan la mestiza villa toledana, que es capaz de acoger una algarabía de estilos artísticos e improntas culturales con una pasmosa elegancia. Por eso se ha ganado el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Ahora le queda ganarse el de ciudad amiga de las mascotas. Ojalá llegue ese día porque, de momento, escasos planes se pueden realizar en Toledo si vas acompañado de tu perrete. Ciudades de similares características monumentales, como Salamanca, Burgos… o Cuenca, por citar una de la misma región, le ganan en oferta hotelera y hostelera en este nicho turístico, tal y como comprobamos en nuestra primera vuelta a España.

Toledo es una ciudad muy poco dog friendly, tanto en alojamiento como en hostelería: prácticamente no hay bares y restaurantes y apenas encontramos establecimientos para hacer un alto en el camino por las empedradas calles. Nosotros entramos en junio de 2019 en Valinor Café (platos combinados, sándwiches…), junto a la Puerta Bisagra, y en Cafetería La Pepa (tartas, menú del día…), cerca de la céntrica plaza del Zocodover. Lo curioso es que la normativa no es restrictiva.

Los hosteleros pueden permitir el acceso a bares y restaurantes “según su criterio y bajo su responsabilidad”, y en caso de que lo prohíban, deberá estar debidamente señalizado a la entrada del establecimiento.

En cuanto a los transportes, está prohibido el traslado de los animales en cualquier medio de transporte público, excepto en los que posean recintos con separación física de los destinados a las personas. Sin embargo, en el caso de los taxis, se deja a elección del conductor, por lo que es una buena opción llamar al servicio de taxis y pedir un coche que admita perros. Los turistas con perro también pueden disfrutar del Toledo Train Vision, que parte de las inmediaciones del Alcázar y para en el Mirador del Valle, desde donde se disfruta de una de las mejores vistas de la ciudad.

QUÉ VER CON PERRO EN TOLEDO

Ninguno de los grandes monumentos toledanos es visitable con mascota ¡y mira que hay! La buena noticia es que encontramos cuatro interesantes exposiciones organizadas por la empresa Cultura entretenida que se pueden visitar con tu perrete. Catapultas y máquinas de asedio, que se puede ver en La Posada de la Hermandad; Templarios y otras órdenes militares, en la Calle San Clemente, 1 (barrio de la Judería); Antiguos instrumentos de tortura, un recorrido oscuro y terrorífico de las formas de tortura establecidas desde la Edad Media, y ubicada en la sala de exposiciones Alfonso XII; y Brujería y criaturas fantásticas, en la calle Hombre de Palo, 7.

Nosotros estuvimos en Catapultas y máquinas de asedio, en el edificio de la Posada de la Hermandad.La Santa Hermandad de Toledo fue instituida por Isabel la Católica en el siglo XV y dicen que fue el primer cuerpo de Europa sometido a cierta organización gubernamental. Luchaban contra los bandidos que había por los caminos. En este edificio gótico pude ver 28 catapultas y máquinas de asedio construidas en madera, así como las antiguas mazmorras, que te pondrán los pelos de punta.

Aunque no podemos conocer por dentro ningún otro atractivo cultural, por supuesto mi humano y yo sí disfrutamos de un fantástico paseo que nos llevó hasta el citado Mirador del Valle y atravesamos la Puerta de Bisagra, el Puente de Alcántara, el de San Martín y la Plaza del Zocodover, entre otros rincones.

ALOJAMIENTO CON PERRO EN TOLEDO

En junio de 2019 sólo había un hotel que admitía mascotas en la ciudad vieja, por lo que nosotros nos decantamos por alojarnos en los apartamentos turísticos Toledo Rooms, situados junto a la imponente Puerta de Bisagra, en una calle tranquila, con una equipación impecable y todas las comodidades. La verdad es que nos sentimos como en casa. Son cinco bonitos apartamentos en torno a un patio y en la azotea hay una pequeña terraza con mesas y sillas y vistas al entorno monumental (podéis verlo en mi vídeo). Admiten hasta 4 mascotas por apartamento (dependiendo del tamaño de cada alojamiento) y todos los perretes son bienvenidos siempre que estén educados. Cobran un suplemento de 10 euros por mascota hasta dos días de estancia y 15 euros para tres días o más. La otra alternativa a dormir en la ciudad es hacerlo en cigarrales en los montes del entorno.

DÓNDE DORMIR CON PERRO EN TOLEDO

Toledo Rooms. Apartamentos Turísticos. Callejón de la Estrella, 5. Toledo.

Hotel Pintor El Greco. Calle de los Alamillos del Tránsito, 13. Toledo.

Hotel Cigarral El Bosque. Ctra. Navalpino. Toledo.

Cigarral del Pintor. Camino de los Enebros, 50. Toledo.

 

DÓNDE COMER ALGO CON PERRO EN TOLEDO

Valinor Café. Calle Real del Arrabal, 28. Toledo.

Cafetería La Pepa. Calle Cadenas, 5. Toledo

El Internacional. Libro Taberna. Calle Ciudad, 15. Toledo.

Restaurante Taberna El Gallo. Callejón Sillería, 1. Toledo