HUELVA

Huelva con perro

Huelva, que en el pasado ha sido testigo de grandes proezas históricas, aún no ha sabido adaptarse al turismo dog friendly y únicamente el Parque Minero de Riotinto nos permitió disfrutar a mi humano y a mí de un día inolvidable por este paraje extraterrestre.

Estuvimos en Huelva en junio de 2019. Las complicaciones comenzaron con el alojamiento. Fue tan difícil hallar un hotel donde admitieran mascotas que acabamos en Palos de la Frontera. No nos quedó más remedio que irnos al polígono industrial de esta localidad, al Hotel Restaurante La Rábida. El alojamiento está en mitad de las naves en las que se procesa en Fresón de Palos. Es un hotel de paso, limpio pero con cero encanto. Para dormir y continuar con el viaje… La verdad es que es una pena que las familias perrunas no tengamos apenas opciones en la capital onubense.

Las cosas no mejoraron mucho a la hora de encontrar monumentos o atracciones turísticas amigas de las mascotas. Tratamos de entrar al Muelle de las Carabelas, donde se encuentra la reproducción de las embarcaciones con las que Cristóbal Colón partió hacia el Nuevo Mundo: la Pinta, la Niña y la Santa María, pero nos quedamos con las ganas. No se admite la entrada de perros. Igualmente quisimos conocer el Monasterio de la Rábida, y así profundizar en esta parte tan importante de la historia de España y del mundo, pero tampoco está permitido el paso de turistas con mascotas. 

Ya en el centro de Huelva paseamos un poco por sus calles y fuimos hasta el enorme Monumento a Colón (también conocido como Monumento a la Fe Descubridora) que desde 1929 se alza en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel. Tiene 37 metros de altura y recuerda a todo el que por aquí pasa la gesta del descubrimiento de América.

COMER CON PERRO EN HUELVA

En Huelva, no está prohibida la entrada de perros a bares y restaurantes, sino que se deja a elección de los propietarios, previa autorización. En este caso, deberán mostrar un distintivo que lo indique visible desde el exterior del establecimiento. En realidad, la oferta de locales dog friendly es casi inexistente y la gente opta por las terrazas.

En cuanto al transporte, la normativa no prohíbe pero la empresa de transporte sí, y dice que los perros sólo podemos viajar en los autobuses urbanos si vamos en un transportín.

Para que tengáis en cuenta las normas que regulan el acceso de animales domésticos a establecimientos hosteleros y transporte, os dejo un enlace a la ordenanza municipal.

PLAYAS PARA PERROS EN HUELVA

A punto de entrar en el verano, el calor que hizo esos días fue la excusa perfecta para disfrutar de uno de los planes que más me divierten: corretear por una playa. Nos animamos a ir a la del Espigón (a media hora en coche del centro de la capital), y catalogada como. Se encuentra al final de las Marismas de Huelva y está disponible todo el año, pero no fue de las mejores experiencias que hemos vivido en este viaje. Nos llevamos una nefasta sorpresa cuando contemplamos una playa sucia, con accesos llenos de excrementos caninos, con papeleras rebosantes de desechos, y botellas y plásticos que salpicaban la arena, un panorama que no invitaba a permanecer por allí mucho rato, por lo que dimos un breve paseo y nos fuimos.

Es una verdadera pena encontrar un lugar en esta situación, cuyos responsables somos los propios usuarios (¿por qué se deja la basura tirada si la papelera está llena?, ¿no es más lógico llevarse los desechos que uno ha generado a casa?), sin olvidar a las administraciones, que tienen que mantenerlos limpios y fijar las condiciones de uso. En este sentido, no creemos que las mejores condiciones sean que en las playas caninas haya pescadores, por el peligro que pueden suponer los anzuelos.

Queremos insistir en la responsabilidad de cada cual con respecto a su propia basura. Por ejemplo, mi humano me cuenta que ha sido testigo de cómo en Japón la gente se lleva en sus bolsas y mochilas toda la basura que generan y, a pesar de no haber rastro de papeleras o contenedores, sus calles, parques y jardines están impolutos. Ojalá nos contagiemos de esta manera tan civilizada de cuidar nuestro planeta. Sólo tenemos éste.

Fuera de Huelva pero aún en la provincia encontramos otra playa canina, llamada de la Gola, en Isla Cristina, pero no tuvimos tiempo de acercarnos hasta allí y por tanto no os podemos decir si está en mejores condiciones que la del Espigón, esperamos que sí.

LAS MINAS DE RIOTINTO CON PERRO

En Huelva pudimos conocer el Muelle del Tinto, una impresionante estructura de madera y metal que se adentra en el río Odiel, y que por unos instantes pareciera la mismísima Torre Eiffel tumbada. Esta visión no es casual. Se trata de un diseño de Sir George Barclay Bruce y Thomas Gibson siguiendo las premisas de la escuela de Gustave Eiffel. Fue construido entre los años 1874 y 1876 para poder cargar en el puerto de Huelva el mineral extraído de las Minas de Riotinto, situadas al norte de la provincia de Huelva, y se ha restaurado en los últimos años.

Y he aquí una de las cosas más impresionantes de nuestro tour onubense: el Parque Minero de Riotinto, un lugar súper recomendable, único y dog friendly a una hora en coche de la capital. Todo él se puede recorrer con perro (salvo el museo minero) mediante visitas guiadas que parten del museo: Primero vimos la mina a cielo abierto, entrando por una galería de 200 metros excavada en la tierra. La roca de la mina muestra las vetas de diferentes colores de los minerales, entre ellos los que tiñen de rojo el agua. Desde allí fuimos en coche hasta la estación de un viejo ferrocarril de madera recuperado. El tren recorre un trayecto de una hora (ida y vuelta) a lo largo del cauce del famoso río. Es un paisaje extraterrestre y hasta la NASA ha estudiado las formas de vida en ese río donde la cantidad de hierro ha transformado el color del agua. Al llegar a la estación de destino, podrás hacerte unas fotos en el río (ojo, no se te ocurra tocar el agua, que destiñe la ropa) antes de que el maquinista grite eso de “pasajeros al tren” para volver por la misma vía al punto de salida.

Terminada la excursión, tras un corto recorrido en coche, comimos en el pueblo, donde hay bares con terrazas amplias. Nosotros estuvimos en la terraza del Restaurante Galán, provista de difusores de agua que refrescan el ambiente, y donde todo estaba rico, según mi humano. Y hasta aquí nuestra aventura por tierras onubenses.

HOTELES CON PERRO EN HUELVA

Hacienda Montija Hotel (****). Carretera Huelva, San Juan Del Puerto Km 3, Huelva.

Hotel Restaurante La Rábida (**). Pol. Ind. San Jorge, La Rábida.

Hotel Albaida Nature  (***). Ctra. Huelva Matalascañas, S/n Urb. El Faro, Mazagón.

Hotel La Era de Aracena  (***). Carretera Sevilla-Lisboa, Km 85, 400 - Camino Pradocruzado, Aracena.

Hotel Apartamento Rural Finca Valbono (***). Ctra. Carboneras, Km 1, Aracena. 

Plaza Chica (**). Calle de La Plaza, 29. Cartaya.

Playacartaya Aquapark & Spa Hotel (****). Urbanización Nuevo Portin s/n. El Portil.

RESTAURANTES

Las Tinajas. Calle Juan del Cid, Aracena.