TARRAGONA

Tarragona con perro

Tarragona es una de las 15 ciudades españolas Patrimonio de la Humanidad, por lo que visitarla es casi obligado. No hay que tener gran hocico para entender por qué Tarraco forma parte de esta privilegiada lista. Yo, además, ya la he colocado en mi particular ranking de lugares para visitar con perro, a pesar de que aún no es plenamente dog friendly.

En julio de 2019 llegamos a Tarragona para conocer durante unos días este rincón catalán, alargando un poco más en el tiempo nuestra primera vuelta a España. Estábamos ansiosos por descubrir el rastro del Imperio Romano en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad. Inesperadamente en la Oficina de Turismo de Tarragona, a la que se permite acceder con perros, nos encontramos con la negativa a poder entrar en estos monumentos.

Decepcionados y apenados por no tener la oportunidad de conocer más de cerca el pasado y la historia de esta bella urbe, nos tuvimos que conformar con pasear por los alrededores de la muralla -que tampoco permite el acceso con mascotas- y contemplar el anfiteatro romano desde la vista lejana que permite el parque aledaño. Nos viene a la memoria lo que nos gustó visitar restos arqueológicos parecidos como el yacimiento grecorromano de Ampurias, en Gerona; el de Segóbriga, en Cuenca; o el yacimiento romano de Clunia, en Burgos. Lamentándolo mucho, esta vez no pudo ser.

Ante la imposibilidad de acceder a los monumentos romanos, nos recomendaron coger el coche e ir 4 km al norte de la ciudad para pasear por los bosques del Puente del Diablo, una arquería romana de más de 200 metros de largo que formaba parte del acueducto del siglo I a C. que suministraba agua desde el río Francolí a la ciudad de Tarraco. Según nos dijeron, se puede subir a él y recorrerlo de lado a lado disfrutando de las vistas desde sus 27 metros de altura. Pero con el calor que hizo aquellos días de julio, optamos por dejar el plan para una futura visita.

La cara amable de nuestro recorrido cultural por Tarragona la encontramos en la Catedral donde, por primera vez desde que iniciamos nuestra vuelta a España, pudimos entrar los dos, si bien con algunas restricciones. El templo admite perros pequeños en bolsos o en brazos y para los grandes hay una alternativa, que es  comprar la entrada, salir por la calle del Claustre y dejarlos allí. Hay sombra y recipientes de agua, aunque alguien se tendrá que quedar a su cargo, por lo que esta medida vale si el peludo viaja con dos o más humanos. 

Pudimos ver todo el interior de la Catedral, el claustro y su jardín, y por supuesto fue emocionante visitar por vez primera un templo de estas magnitudes. Paseamos por el centro de Tarragona y nos asomamos al Balcón del Mediterráneo, que se ha convertido en insignia de esta ciudad y lugar imprescindible para los turistas. Allí aprovechamos para reunirnos con algunos seguidores de nuestras aventuras.

Para comer optamos por el restaurante vegano Vergel, en la calle Mayor, donde a las mascotas nos reciben con una refrescante bienvenida a base de agua fresquita, comida y hasta un cojín. Los platos de nuestros humanos son deliciosos y tienen un menú que consiste en varios entrantes, varios platos principales y postres a elegir. Todo buenísimo.

Paseando por la ciudad, nos acercamos hasta la Rambla Nova, el paseo principal de Tarragona con más de 150 años de existencia y hermosas edificaciones; la Plaza del Forum; y El Serrallo, un pintoresco barrio de pescadores.

ALOJAMIENTOS DOG FRIENDLY

Tarragona es de las ciudades más dog friendly en lo que al alojamiento se refiere: en torno a un 50% de los hoteles acogen a turistas con mascotas, muy por encima de la media de España. A pesar de ello y por primera vez en nuestra gira, optamos por un camping al norte de la ciudad: el Tamarit Beach Resort, a 10 minutos en coche del centro de Tarragona. Desde su ubicación al borde de la Playa de Tamarit, hasta las instalaciones pasando por su espíritu dog friendly  hacen de este camping el lugar perfecto para pasar unos días con tu peludo. Los perros de todos los tamaños somos bienvenidos en todas las parcelas (suplemento de 5 euros por día) y en ocho de los bungalós, que tienen todo tipo de comodidades (suplemento de 7 euros por día). Además, el camping ha creado un espacio ajardinado bajo el arbolado acotado para perros, con zona de adiestramiento, fuente y hasta ducha. Durante nuestra estancia pudimos disfrutar ahí de una demostración de agility con los profesionales del Club Camp Roig.

LAS ORDENANZAS

Según la Ordenanza Municipal, el Ayuntamiento de Tarragona deja al criterio de los establecimientos la prohibición o no de la entrada de los perretes. En caso de que lo permitan, debemos entrar sujetos con correa.

Y en caso de prohibición, deberá estar señalizada con una placa visible en el exterior del establecimiento. Más difícil lo tenemos en el transporte urbano ya que solo podemos usarlo si viajamos en transportín y pesamos menos de 10 kg.

Por último, mencionar que en el verano de 2019 había seis playas para perros en la provincia de Tarragona, ninguna de ellas cerca de la capital. Se trata de: La Platjola (Alcanar); Playa de la Bassa de l’Arena, una de las mejores, que también se conoce como Riumar (Deltebre); Punta del Riu (Mont-Roig): Bon Caponet y Cala del Cementiri (Ametlla de Mar); y Riera d’Alforja (Cambrils) –esta última con bastantes malas críticas-.

DÓNDE DORMIR CON PERRO EN TARRAGONA

Hotel Lauria (***). Rambla Nova, 20. Tarragona.

Hotel SB Ciutat de Tarragona (*****). Plaza Imperial Tarraco, 5. Tarragona.

Alexandra Aparthotel BenstarHotelGroup (***). Rambla Nova, 71. Tarragona.

B&B Hotel Tarragona Centro Urbis (***). Plaza Corsini, 10. Tarragona.

Hotel SB Express Tarragona (***). Corts Catalanes, 4. Tarragona.

Nuria (***). Via Augusta, 145. Tarragona.

Catalunya Express (**). General Contreras, 16. Tarragona.

Hotel Cosmos Tarragona (*). Estanislao Figueras, 57. Tarragona.

Camping Tamarit Beach Resort. Platja de Tamarit Carretera N-340 A Km 1.172. Tarragona

DÓNDE COMER ALGO CON PERRO EN TARRAGONA:

El Vergel Veggie Restaurant. Carrer Mayor 13. Tarragona.

Ares. Plaça del Fòrum. Tarragona.

Restaurantes Capuccino (Rambla 9 y 40, y Plaza de la Font, 41). Tarragona

Cap & cua. Carrer de Lleida, 6. Tarragona.

Bar Sha. Pla de la Seu, 9. Tarragona.

La Botifarra. Carrer Cardenal Cervantes, 5. Tarragona.

Lo Zio Pizzeria. Carrer Reding, 32. Tarragona.

CATALUÑAPablo Muñoz Gabilondo