BARCELONA

Barcelona con perro

Barcelona ofrece planes interesantes a los humanos que viajan con perro, como entrar en la Casa Batlló, una de las obras más emblemáticas de Gaudí; acceder al Poble Espanyol y contemplar obras de Picasso, Miró, Dalí o Chillida en la Fundación de Arte Contemporáneo Fran Daurel. Por supuesto, es imprescindible pasear por el Puerto Olímpico, las Ramblas, Montjuic, etc. Y si es verano, no hay que perderse el acuapark canino Perros al Agua.

PISTAS DOG FRIENDLY EN BARCELONA

DÓNDE COMER:

XIRINGUITO ESCRIBÀ (AV. DEL LITORAL, 62 –PLAYA DE BOGATELL-)

DOCKET BARCELONA (CARRER DE LA MERCÈ, 23)

L'ESTACIÓ ESPAI GASTRONÒMIC (ESTACIÓN DE FRANCIA)

ENTRE DOGS CAFÉ (CARRER D'ALFONS XII, 94)

LA CERVESERIA CLANDESTINA (CALLE CÒRSEGA, 611)

BONICA BRUNCHERIE (CARRER D'ARAGÓ, 388)

SWEETALY (RONDA DE SANT PAU, 39)

DÓNDE TOMAR CAFÉ, DULCES Y HELADOS:

Costa Coffee (VARIOS LOCALES)

DELACREM HELADOS Y PASTELES (ENRIC GRANADOS, 15)

OLD SCHOOL BAKERY & CAFÉ (CARRER DE BILBAO, 216)

DÓNDE ALOJARSE:

ALOJAMIENTOS ACREDITADOS POR DOG VIVANT

Estuve en Barcelona en septiembre de 2018 dentro de mi vuelta a España. Me alojé en casa de unos amigos y desde ahí me lancé a explorar la ciudad. Lo primero que hice fue subir a Montjuic para ver el anillo olímpico, ese gran espacio abierto que aloja instalaciones como el Estadio Olímpico, el Palau Sant Jordi y la Torre de Telecomunicaciones que diseñó Calatrava. Yo no había nacido en 1992, pero me puedo imaginar lo que supuso para Cataluña y para España ser sede de unos Juegos Olímpicos.

El anillo olímpico mantiene intacto todo su encanto y merece ser visitado. De hecho, en él podrás encontrarte un montón de perretes de paseo. En Montjuic hay muchos jardines, pero comprueba siempre que podamos entrar los perros, porque en algunos no es posible. Por cierto, que muchos barceloneses nos mostraron durante nuestra visita su preocupación por la nueva normativa que prepara el Ayuntamiento y que va a suponer fuertes restricciones a la presencia de perros en parques públicos. Las protestas han obligado al consistorio a suspender la puesta en marcha, pero todo el mundo se teme lo peor. Estaremos atentos a las novedades.

Retomando el paseo por Montjuic… a cinco minutos del anillo olímpico encontrarás el Museo Nacional de Arte de Cataluña, desde donde se divisa una preciosa panorámica de la ciudad, con la Plaza de España en primer término. Otras vistas interesantes, que también merecen la pena, las encontrarás en los jardines que hay delante del Hotel Miramar (Plaza de la Armada). Por la zona verás los accesos a los teleféricos de Montjuic, pero la mala noticia es que los perros no somos bienvenidos. La buena es que sí lo somos en el funicular. Más abajo os cuento sobre el transporte público en la ciudad.

Otro monte emblemático es Tibidabo, en cuya cima está el Templo Expiatorio del Sagrado Corazón (de noche se ve iluminado desde cualquier punto de la ciudad). Pero el Tibidabo es famoso por su parque de atracciones. Nos sorprendió mucho saber que los perros no podemos entrar en él si tenemos en cuenta que lugares similares, como El Monte Igueldo en San Sebastián sí están abiertos a familias con perro. Desde aquí solo podemos animar al parque barcelonés a integrar a todos, como se hace en Donostia.

EL GAUDÍ MÁS DOGFRIENDLY

Pero Barcelona es sinónimo de Gaudí. Este arquitecto, máximo representante del modernismo catalán, está presente en muchos rincones, como la preciosa Casa Batlló, que es dogfriendly. Patrimonio Mundial de la Unesco y referente mundial de la arquitectura y el diseño, en este edificio podemos entrar los perretes educados. Admiten “un perro por persona, sin límite de tamaño, atado y bajo la constante supervisión del dueño”. ¡Muchas gracias a todo el equipo de este hermoso lugar por la acogida que nos han brindado! 

Otro de los puntos clave de la ciudad es el Parque Güell. Los perros podemos acceder a este encantador jardín, también obra de Gaudí. A quienes queráis conocerlo, os doy una recomendación: los turistas lo invaden cada día, así que lo mejor es ir en horario de acceso libre antes de las 8 de la mañana (a partir de esa hora, el acceso pasa a ser regulado y de pago- el tramo horario varía algo en función de la temporada, por lo que lo mejor es ver su web-).

¡Ah! Para quienes se lo estén preguntando: La Sagrada Familia no es accesibles para los perros.

EL POBLE ESPANYOL Y EL MUSEO FRAN DAUREL

Más sitios dogfriendly: El Poble Espanyol es uno de los lugares más frecuentados por turistas y barceloneses (tienen hasta discotecas). Se construyó en 1929 recreando edificios de todo el país, desde el barrio andaluz al románico catalán, y oganiza todo tipo de actividades familiares.

Además, dentro, los perretes somos bienvenidos en el Museo Fran Daurel, donde podemos admirar obras originales de Picasso, Dalí, Miró o Úrculo (en la foto). Yo estuve y salí cargado de inspiración.

PERROS AL AGUA EN LA PLAYA Y EN UN PARQUE ACUÁTICO

Lo bueno de Barcelona es que aquí “sí hay playa”. Los perretes podemos acceder a las playas “sin limitación horaria, salvo el periodo de temporada de baño, que comprende los fines de semana de abril a octubre, el periodo entre el sábado anterior al Viernes Santo y el lunes de Pascua Florida, ambos incluidos, y el periodo comprendido entre el fin de semana anterior al 1 de junio y el fin de semana posterior al 11 de setiembre, los dos incluidos”. En verano solo podemos ir a un pequeño tramo de playa (playa de Llevant) con una capacidad máxima de cien canes. Toda la información está en la web municipal. 

Si no conoces la Ciudad Condal, conviene que sepas que tiene kilómetros de paseo marítimo para andar (o correr), de manera que puedes pasar un día genial recorriendo la línea de costa desde el Hotel W Barcelona (zona de La Barceloneta) hasta San Adrián del Besós, municipio con el que limita al norte. 

Una buenísima alternativa para los días más calurosos del verano es el estupendo parque acuático para perros que hay a 40 minutos (en coche) de Barcelona, en La Roca del Vallés. Se llama Perros al Agua y merece la pena ir a pasar el día (vuestros humanos no se pueden bañar, pero sí acompañarnos por el agua mientras nos divertimos). Los perros nos lo pasamos bomba en los enormes lagos artificiales y en los espaciosas zonas verdes que hay en estas instalaciones conocidas también como Can Jane. Podéis verlo al final de mi vídeo de Barcelona.

En el capítulo de bares, restaurantes y hoteles, Barcelona, como gran ciudad que es, ofrece bastantes alternativas. Mañana sábado (28 de septiembre) os daré aquí algunas pistas junto a esta crónica, pero hay muchas más. Eso sí, lo mejor es que vayas con una lista de locales en la mano porque te puede pasar como a mí: quedamos con una amiga para tomar algo por la zona de las Ramblas y, tras media hora dando vueltas, no logramos encontrar ningún sitio que nos dejara entrar (incluso los que estaban vacíos).

¡Ah! Si quieres tener una foto única y guay, que sepas que en Barcelona puedes encontrar a Santos Román, un súper retratista perruno con uno de los estudios más “dogfriendlys” del país. Yo, allá que me fui. Lo pase pipa y el resultado puedes verlo en mi vídeo.

TRANSPORTE PÚBLICO Y CENTROS COMERCIALES

Respecto al transporte público, hay que decir que es más perruno que en otras ciudades. En el Metro podemos viajar siempre que tengamos chip, que estemos inscritos en el censo municipal y vayamos con correa y bozal. Solo se admite un perro por persona y no podemos acceder al metro de 7:00h a 9:30h y de 17:00h a 19:00h los días laborables entre el 11 de septiembre y el 24 de junio. Más información en su web.

Los perros podemos viajar en el tranvía de Barcelona siempre que estemos sujetos y llevemos puesto el bozal. Se aplican las mismas restricciones horariasque en el Metro.

En Rodalies de Catalunya (Cercanías) y en Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya también se puede viajar ylas normas son parecidas. Podéis consultarlas en sus webs. 

En autobús solo pueden ir perros pequeños en transportín.

Si necesitas un taxi, puedes contar con Mascotaxi Barcelona.

Si necesitas ir de compras y no tienes mucho tiempo, un centro comercial puede ser una buena opción. En Barcelona, los perros pueden entrar en varios: L'illa Diagonal, Diagonal Mar, La Maquinista y Viladecans The Style Outlets. Curiosamente, este último es el único centro de toda la cadena The Style Outlets (hay 5 en España) que permite mascotas, según detalla su página web.

CATALUÑAPablo Muñoz Gabilondo