MURCIA

Murcia con perro

La ciudad de Murcia no es todo lo dogfriendly que quisiéramos, pero ofrece algunas cosas por las que sí merece la pena visitarla, como su clima, su gastronomía, enriquecida por los productos de la huerta murciana, y la cercanía de algunos rincones dignos de parada como Cieza en el esplendor de la floración de sus frutales, y las playas caninas de su costa. Allí estuvimos en febrero de 2019.

Murcia es un descubrimiento para los sentidos pero, sobre todo, para el gusto. Conozco bien a mi dueño y sé que ha disfrutado de lo lindo con la riquísima gastronomía y los productos frescos de la huerta murciana, a la que llaman la Huerta de Europa. Pocas cosas superan a la Tapa Marinera o el Pastel de Carne que hemos encontrado por aquí. Para chuparse las pezuñas.

El buen clima permite que gran parte del año estemos cómodamente en terrazas, pero sería interesante que también pudiéramos entrar en bares y restaurantes en momentos de más calor o frío (no encontramos casi ningún local dogfriendly).

En cuanto al resto de los sentidos, reconozco que Murcia no se queda corta. Arte y tradición se dan cita en sus importantes fiestas, algunas consideradas de interés turístico internacional, como la Semana Santa Murciana, el Entierro de la Sardina o el Bando de la Huerta; y la historia rebosa en algunos monumentos de interés turístico, a pesar de que no se pueden visitar con perro, sobre todo la Catedral, el Casino o el Museo Salzillo. Más entretenida para mí fue la Plaza de las Flores, centro del tapeo urbano. 

Por cierto, he de hacer mención especial a las decenas de zonas de esparcimiento canino que se han creado en Murcia en los últimos años. Hay más de 50 y algunas de ellas tienen circuito de agility. 

RESTAURANTES Y BARES

¿Se puede entrar en restaurantes con perro? Como os decía antes, es difícil encontrar un restaurante que admita perros en Murcia, a pesar de que está permitido por el artículo 10 de la Ley 6/2017, de 8 de noviembre, de protección y defensa de los animales de compañía de la Región de Murcia.

Aquí os dejamos estos dos referentes, que esperamos abran camino en la hostelería dogfriendly murciana: Vegan Queen y Tartería Monsieur Gómez. El primero es un amplio restaurante vegano de fast food saludable y el segundo, una pequeña tienda que elabora tartas y quiches de inspiración francesa (tiene una mesa para tomar café). Ambos están en el centro, muy cerca el uno del otro.

Nosotros también estuvimos en una estupenda pastelería que hay junto a la catedral (bollos y pasteles maravillosos, y el café, también). Aunque no tiene un distintivo dogfriendly, les gustan los perretes educados. Poli nos recibió con los brazos abiertos y allá fuimos varios días: Pastelería Glea.

NO ESTÁ PERMITIDO VIAJAR EN AUTOBÚS CON PERRO

Al contrario de lo que ocurre en ciudades como Palma de Mallorca o Madrid, los perros no podemos viajar en los autobuses urbanos de Murcia (salvo que vayamos enjaulados). Aquí podéis leerlo. Para moverse por la ciudad, y como siempre os decimos, tenéis la opción de contactar con los diferentes servicios de taxis y pedir uno que admita animales domésticos. 

BUENA OFERTA HOTELERA

Por el contrario, alrededor de un 50% de los hoteles de la ciudad de Murcia admite mascotas ¡guau! Mi humano y yo elegimos el hotel Agalia, un cuatro estrellas a 20 minutos a pie del centro histórico de Murcia con varios parques alrededor, perfectos para mi recreo, como el Jardín de Isaac Peral. 

El hotel está como nuevo y permite que las mascotas estén en la amplia terraza interior que hay junto al comedor. Además, dispone de habitaciones con terraza. A los peludos nos ponen cama y bebedero. Puedes verlo en mi vídeo, en el arranque de esta página.

ATRACCIONES TURÍSTICAS: MEJOR EN LA PROVINCIA

¿Qué monumentos se pueden visitar con perro en Murcia? Me temo que ninguno. En este aspecto la capital de la región murciana tampoco es pionera, así que nos tuvimos que conformar con pasear por sus calles y plazas, y curioseamos las obras de Murcia Río. Presumimos que en unos meses será un fantástico paseo fluvial perfecto para que propios y extraños caminen con sus mascotas.

Y como ya sabéis lo que nos gusta movernos, no nos conformamos con el NO de las atracciones turísticas de la ciudad así que nos desplazamos a disfrutar de la floración de Cieza y el Barranco de Gebas.

Cieza está a 45 kilómetros de la capital de Murcia. Allí nos recibió el incipiente estallido de color que anuncia la llegada de la primavera murciana. Melocotoneros, almendros, ciruelos, albaricoqueros… regalan un bellísimo espectáculo natural y único de la huerta murciana que, sin duda, merece una parada en el camino de nuestra ruta ya casi primaveral. En la oficina de turismo os darán un mapa con las rutas en coche a los miradores que hay repartidos por los campos. La floración se puede adelantar o atrasar, en función del tiempo que haga, así que lo mejor es preguntar antes de ir para coger el momento de mayor intensidad. Cieza organiza durante todo el mes de marzo diversas actividades culturales en torno al mes de la floración. Tienes más información aquí.

Apenas a media hora de Murcia, en los municipios de Alhama de Murcia y Librilla, también encontramos otro paisaje fuera de lo común: es el Barranco de Gebas, aunque cualquiera diría que se trata de un paisaje lunar. Este peculiar paraje protegido alberga un embalse de agua turquesa, el de Algeciras. En él está prohibido el baño de humanos y perretes pero con estas vistas de infinitos barrancos blanquecinos el entretenimiento está asegurado porque, además, lo atraviesan rutas senderistas y ciclistas.

Por último, hay que hacer mención a las playas caninas de la Región de Murcia. En el momento de mi visita había cinco: tres en Mazarrón, una en Águilas y una en Lorca. Nosotros estuvimos en el arenal Sierra de las Moreras, en Mazarrón y te lo contamos en nuestra crónica de Cartagena.