San Lorenzo de El Escorial

San Lorenzo de El Escorial con perro

A 47 km de Madrid está San Lorenzo de El Escorial y su, GUAU, imponente monasterio, una auténtica maravilla reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es uno de mis sitios preferidos para pasear cuando me encuentro en mi casa madrileña. A continuación os cuento por qué.

MIS PISTAS

dónde alojarse: hotel Florida (floridablanca, 12)

dónde tapear:Ku4Tro (Floridablanca, 28)

dónde comer: Asador del Rey (Floridablanca,10)

dónde tomar una copa:Villanueva bar (Plaza de la Cruz, 2)

 

Cercanías Renfe conecta Madrid con la estación de El Escorial en tan solo 50 minutos, así que cuando ando por mi casa madrileña es habitual coger el tren e ir a pasar el día a esta zona de la Sierra de Guadarrama. La verdad es que es una suerte que los perros, de cualquier tamaño, podamos viajar en este tipo de trenes sin necesidad de ir en jaulas ni pagar billetes. Podéis consultar más sobre cómo viajar en Cercanías en mi blog.

Desde la estación se puede caminar tranquilamente hasta el monasterio, que está a 15 minutos de paseo por el precioso Bosque de la Herrería, un planazo para cualquier can. En el corto que grabé en mayo de 2018 podéis ver unos buenos planos de este frondoso bosque con las cúpulas del monasterio asomando a lo lejos. No os confundáis y os metáis en el parque de la Casita del Príncipe, que está junto a la estación, porque la normativa prohíbe canes.

LAS MEJORES VISTAS, DESDE EL MONTE ABANTOS

Las mejores vistas de la que para muchos es la Octava Maravilla del Mundo están en el Monte Abantos. Se puede subir andando desde el mismo San Lorenzo hasta unos miradores de piedra (los coches no están permitidos en ese tramo). La excursión merece la pena. Esos miradores son el mejor lugar para contemplar la obra que mandó construir Felipe II para conmemorar la victoria sobre los franceses en la batalla de San Quintín (agosto de 1557). En las fotos de esta página podéis haceros una idea de las vistas de las que os hablo (las fotos están hechas en mayo de 2018, excepto la primera, que es del otoño anterior).

Actualmente, los perros no podemos entrar a recorrer el monasterio, pero simplemente pasear por el entorno natural de este complejo y observar cada detalle de su estilo herreriano merece la pena (por cierto, ya veis qué fotazos se puede hacer uno junto al monasterio).

En nuestra última excursión, comimos en el Asador del Rey. Mi humano Pablo y mi adiestrador Carlos se recrearon con un cordero que te decía "cómeme". El restaurante admite perros dentro, pero hacía tan bueno que optamos por la terraza con vistas al monasterio.

Las tapas de la foto (morcilla con manzana) son de Ku4Tro (Floridablanca, 28) y también visitamos el Villanueva bar (Plaza de la Cruz, 2), para refrescarnos, donde Maca y Elvira nos atendieron de maravilla y a mí me recibieron con unas galletas deliciosas. En ambos establecimientos los perros educados somos bienvenidos.

Durante nuestra última visita a San Lorenzo nos recomendaron el bar Petit Verdot (Floridablanca, 30) pero no pudimos entrar porque estaba cerrado por descanso semanal. Además, os recuerdo que hay un montón de terrazas por todo el centro para comer y tomar café.

Como hotel os recomiendo el Florida (Calle Floridablanca, 12-14). ¡Aquí todo parece estar en esta céntrica calle, jajaja, pero es que San Lorenzo es muy recogido! Vanesa y Pedro se deshicieron en atenciones porque son unos enamorados de los canes. Por eso somos bienvenidos en el hotel (también con vistas al monasterio). Lo mejor de todo fue el sitio en el que me dejaron mordisquear mi limpiador dental regalo de mis amigos de Bayer. ... podéis verlo en mi vídeo... os aseguro que os voy a dar envidia (de la sana).

PARA SENTIRSE COMO UN REY

Para la tarde, os aconsejo otro planazo: excursión de 4 kilómetros corriendo por los bosques hasta la Silla de Felipe II. También podéis verla en mi vídeo: es una formación rocosa en un alto en la que hay labrados unos asientos que, según cuentan, era el lugar elegido por el monarca para supervisar las obras del monasterio (aunque, la verdad, creo que desde el Monte Abantos se ve mejor). ¡Ah! No hace falta ir corriendo desde San Lorenzo. Se puede ir en un vehículo y corretear por el último kilómetro monte arriba.

Para quien no quiera moverse tanto, os informo de que el ayuntamiento ha acondicionado parques caninos, cuya ubicación podéis conocer aquí. Y ahí van un enlace a la Ordenanza Municipal de Protección de los Animales Domésticos, B.O.C.M. Núm. 165 12/07/12 y a un resumen de las normas locales para mantener limpios los espacios públicos.

Espero que estas pistas os sean de utilidad.